Conjuro de la Queimada y la receta

Conjuro de la Queimada y la receta

Que soy un enamorado de Galicia no hay quien lo dude. Creo que es la comunidad que más veces he visitado por ocio de toda España y una de las tradiciones galegas que más me gusta es la Queimada.

La queimada es una bebida alcohólica que se bebe en una especie de ceremonia donde se conjura a las meigas (brujas gallegas).

Este es el conjuro, en español y la versión original en gallego.

Conjuro de la Queimada

Mochuelos, lechuzas, sapos y brujas. Demonios, duendes y diablos, espíritus de las neblinosas vegas.

Cuervos, salamandras y meigas, hechizos de las mendicantes. Podridas cañas agujereadas, hogar de los gusanos y alimañas. Lumbre de las Santas Compañas, mal de ojo, negros conjuros, hedor de los muertos, truenos y rayos. Aullido del perro, pregón de muerte; hocico del sátiro y pata de conejo. Pecadora lengua de la mala mujer casada con hombre viejo.

Averno de Satán y Belcebú, fuego de los cadáveres ardientes, cuerpos mutilados de los indecentes, pedos de los infernales culos, mugido de la mar embravecida. Barriga inútil de la mujer soltera, maullido de los gatos que andan en celo, guedeja sucia de la cabra mal parida.

Con este fuelle levantare las llamas de este fuego que asemeja al del Infierno, y huirán las brujas a caballo de sus escobas, yéndose a bañar a la playa de las arenas gordas. ¡Venid, oíd! los rugidos que dan las que no pueden dejar de quemarse en el aguardiente quedando así purificadas. Y cuando este brebaje baje por nuestras gargantas, quedaremos libres de los males de nuestra alma y de todo embrujamiento.

Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego, a vosotras hago esta llamada: si es verdad que tenéis
más poder que la humana gente, aquí y ahora, haced que los espíritus de los amigos que están fuera, participen con nosotros de esta queimada.

Conxuro da Queimada

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas. Demos, trasgos e diaños, espritos das nevoadas veigas.

Corvos, píntigas e meigas, feitizos das manciñeiras. Podres cañotas furadas, fogar dos vermes e alimañas. Lume das Santas Compañas, mal de ollo, negros meigallos, cheiro dos mortos, tronos e raios. Oubeo do can, pregón da morte; fuciño do sátiro e pe do coello. Pecadora lingua da mala muller casada cun home vello.

Averno de Satán e Belcebú, lume dos cadavres ardentes, corpos mutilados dos indecentes, peidos dos infernales cus, muxido da mar embravescida. Barriga inútil da muller solteira, falar dos gatos que andan a xaneira, guedella porca da cabra mal parida.

Con este fol levantarei as chamas deste lume que asemella ao do Inferno, e fuxirán as bruxas acabalo das suas escobas, índose bañar na praia das areas gordas. ¡Vide, oide! os ruxidos que dan as que non poden deixar de queimarse no agoardente quedando así purificadas. E cando este brebaxe baixe polas nosas gorxas, quedaremos libres dos males da nosa ialma e de todo embruxamento.

Forzas do ar, terra, mar e lume, a vós fago esta chamada: si é verdade que tendes máis poder que a humana xente, eiquí e agora, facede cos espritos dos amigos que están fora, participen con nós desta queimada.

Por si os atreveis a probarla os dejo la receta. Aviso a navegantes. Es una bebida muy potente.

Receta de la Queimada

INGREDIENTES:

  • Aguardiente.
  • Azúcar blanco.
  • Cáscara de limón.
  • Café en grano.

MODO DE PREPARACIÓN:

Vierte en un recipiente de barro cocido aguardiente y azúcar en la siguiente proporción: 120gr. de azúcar por cada litro de aguardiente. Añade unas cáscaras de limón y unos granos de café.

Remueve con un cacillo también de barro y luego pon sobre éste un poco de azúcar con aguardiente. Prende fuego al cacillo y muy despacio acércalo al recipiente hasta que el fuego pase de uno a otro. Recoger con el cucharón aguardiente ardiendo, levántalo y dejar caer el aguardiente en el recipiente con mucho cuidado de no salpicar. Repite el proceso hasta que el azúcar se consuma y las llamas azules vayan perdiendo su color, esto se hace para oxigenar el aguardiente con lo cuál arderá mejor. Cuanto más arda más suave quedará.

Luego, pon un poco de azúcar, esta vez seco, en el cacillo y colócalo sobre la queimada, muévelo despacio hasta que el azúcar se convierta en almíbar, que después has de echar sobre las llamas y sin parar de remover espera a que las llamas tengan un color azulado. Ten en cuenta, que cuanto más arda la queimada más suave quedará.

  • RACIONES: 4.
  • TIEMPO DE PREPARACIÓN: 35 minutos.
Antonio Mejias - cyfuss

Antonio Mejias - cyfuss

Soy Antonio Mejias en la vida real, cyfuss en las redes, Coordinador funcional OpenText - SAP en mi vida laboral y demasiados hobbies el resto del tiempo. Si estás interesado en contactar no dudes en hacerlo, será un placer hablar contigo. Si quieres saber más de mi, puedes pasarte por http://cyfuss.com/sobre-mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + dieciocho =